Pazo de Señorans incorpora un fermentado en barrica a sus vinos

La bodega de Rías Baixas Pazo de Señorans presentó ayer en Madrid su nuevo vino Tras los Muros 2017, su primer vino fermentado y criado en barrica.  Se trata de un vino nacido de los viñedos más cercanos a la bodega, ubicados dentro de la finca Pazo de Señorans y protegidos por los sólidos muros del siglo XVII que la rodean.

Poco acostumbrada al lanzamiento de nuevas marcas, la bodega ha dado un salto importante al lanzar su primer vino fermentado y criado en barrica. Hasta la fecha la bodega se identificaba por no utilizar ningún recipiente de madera para sus elaboraciones. De hecho, sus tres vinos Pazo Señorans, Selección de Añada y Colección se basan en el concepto del albariño con crianza sobre lías y su menor o mayor crianza en botella. Pazo de Señorans es reconocida por ser una de las  primeras bodegas en apostar por el envejecimiento de los vinos albariños gallegos, una fórmula que le ha valido el reconocimiento dentro y fuera de nuestras fronteras.

La familia Mareque Bueno, representada por Marisol Bueno y Vicky Mareque, primera y segunda generación bodeguera, acudieron al evento que tuvo lugar en el restaurante Alabaster de Madrid para presentar la nueva incorporación vinícola y para apoyar la otra nueva incorporación, la de Berta García, ingeniera química, responsable del nuevo vino y también miembro de la familia.

Tras los Muros 2017 en un vino 100% albariño, de un viñedo del Valle del Salnés, del que se han producido unas escasas 3.000 botellas. El mosto fermenta y es criado con sus lías durante seis meses en barricas de uno o dos usos, para posteriormente criarse 6 meses más en acero inoxidable. Una vez embotellado permanece al menos un año en el botellero antes de salir al mercado.

Lo más interesante de este vino es su finura en nariz, se muestra fiel al estilo de la casa, con ricos matices a lías finas y varietales acompañados de notas especiadas y a frutos secos. En boca todavía muestra una excesiva juventud y la barrica se hace más notable, si bien el tiempo jugará a su favor a la hora de suavizarlo y redondearlo. Tendremos oportunidad de volverlo a catar próximamente a mediados del año que viene y ver cómo le han sentado los meses de reposo, pero todo apunta a que será un vino con una larga vida por delante.

comments powered by Disqus