VO “Cal” 2015, ¿un godello calizo en Bierzo?

Bierzo está en la palestra informativa desde que en el mes de julio anunciase su decisión de iniciar un ambicioso proceso de zonificación en su etiquetado, una apuesta que llegó en el momento oportuno, cuando todas las miradas estaban puestas en los consejos reguladores para pedirles que tomaran posición en esta importante demanda por parte de algunos productores. Lo cierto es que en los últimos años Bierzo está haciendo bien sus deberes y no sólo a través de sus reconocidos vinos tintos de mencía, de identidad continental con dejes atlánticos, sino ahora también con los vinos blancos a base de godello, una variedad que escasamente representa el 4% de la uva que se cultiva bajo el paraguas Bierzo y que en los últimos años ha cobrado especial relevancia gracias a la difusión que han tenido los vinos blancos de esta variedad en Valdeorras. Nuestro nominado de hoy es un canto a estos vinos blancos que lentamente van mostrando todo su potencial berciano para competir con los históricos tintos de la zona. Se trata de VO “Cal” 2015 de la bodega personal Verónica Ortega, un vino completamente inusual en la zona y que llegó a nuestra mesa de cata generando una grata sorpresa, pues aromáticamente es un vino muy singular, con recuerdos a tiza en nariz fruto de unos suelos inusualmente calizos en Bierzo. Además de estos rasgos minerales el vino posee una boca muy llena, especiada y grasa. Sin duda un vino que mostró carácter, singularidad y calidad y que por méritos propios es uno de nuestros nominados 2018 a convertirse en Vino Revelación.

Verónica Ortega es una joven enóloga que ha tenido la oportunidad de trabajar en bodegas tan universales como Clos Erasmus, Álvaro Palacios o Romanee Conti. En 2010 arranca su aventura berciana aprovechando por aquel entonces los entretiempos que le dejaba su trabajo en la célebre bodega del Ródano Domaine Combier. “Empecé haciendo dos barricas de mencía del vino Roce en las cosechas 2010 y en la 2011. A partir de 2012 me trasladé definitivamente al Bierzo para dedicarme en cuerpo y alma a este pequeño proyecto”. Verónica elabora actualmente tres vinos, Roc, un vino tinto elaborado con uvas de dos parcelas de mencía de Valtuille de Abajo, Vo “Cal” y Quite, procedente de una mezcla de parcelas, aunque dentro de poco lanzará un nuevo tinto elaborado con uvas de la parte del Bierzo Alto, donde espera trasladar los suelos de pizarra degradada de esas viñas a la botella. Permaneceremos atentos a este próximo nacimiento.

Vo “Cal” en un vino 100% godello, procedente de un viñedo de poco más de una hectárea, ubicado en la localidad de San Juan de la Mata.  Tal y como nos desvela Verónica la “viña se encuentra sobre una antigua mina de cal”, un suelo nada común en el Bierzo. Es tal la concentración de cal que se está encontrando que muchas cepas acaban muriendo en las partes más extremas de este singular suelo. El vino se elabora sin raspón y se le hace una breve maceración de pieles de un día nada más. Una parte del mosto fermenta en barrica de roble francés y otra en ánfora de barro cocido. Posteriormente los vinos envejecen durante 11 meses en cada uno de sus depósitos para después proceder a su ensamblaje. El resultado es un vino afilado, con una acidez viva (pH 3,0) de nariz especiada, fruta madura y mineral y boca untuosa, potente, acida y larga. Un godello que contribuye a alimentar la todavía escasa reputación de los vinos blancos de esta región.

En esta primera añada de este gran vino se han producido únicamente 1.000 botellas que saldrán a un precio aproximado de 24 euros. Se trata de un vino en el que el paso del tiempo será un aliado, así que aquellos que tengan paciencia podrán experimentar con la evolución de esta godello berciana.

comments powered by Disqus