La mirada atrás de Chivite

No se concibe hablar de los vinos de Navarra sin que a uno le venga la cabeza la familia Chivite. A ella se le debe el haber escrito parte de la historia del vino español del último cuarto de siglo, casi nada si tenemos en cuenta que pocas bodegas cuentan con la historia de esta casa. Conmemorando el 125 aniversario de  la primera exportación del grupo, Julián Chivite ofreció una cata magistral a profesionales y prensa especializada. Aunque su repaso fue por su Colección 125 tinto y blanco, hemos querido centrarnos en el en el segundo por la transcendencia que ha tenido este vino en el devenir del vino blanco de la denominación de origen Navarra.

En Navarra, la introducción de la variedad chardonnay data de los años ’80, en un claro intento de buscar diferenciación con su vecina Rioja. En tan solo dos décadas esta variedad de origen borgoñón se ha convertido en la uva blanca dominante de la región y seña de identidad del vino blanco navarro, más allá de sus tradicionales viuras y moscateles. Ocupa cerca del 4% de la superficie de viñedos, con más de 500 hectáreas, que se sitúan en la Ribera Alta y Baja, Valdizarbe y Tierra Estella. Precisamente es en Tierra Estella donde se encuentra plantada la chardonnay que da nombre a Chivite Blanco Colección 125. Altos de Musquildia es el nombre de la parcela de la que provienen estas uvas, a 480 metros de altitud, en una ladera de pendiente suaves y exposición norte, para proteger a las uvas de una excesiva insolación  y evitar así las deshidrataciones tan frecuentas en chardonnays de zonas cálidas.

En los últimos años estamos acostumbrados a ver el Chivite Blanco Colección 125 entre los mejores vinos blancos de España, y no es de extrañar, ya que la bodega se propuso con este vino demostrar la capacidad de guarda de estos grandes vinos, al puro estilo de los vinos blancos de la Borgoña y con el tiempo y la mayor edad media de las viñas este objetivo ha quedado perfectamente demostrado, tal y como apreciarán con la cata que a continuación les relatamos.

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2013

Ciclo vegetativo: brotación normal. Vendimia retasada. Ciclo largo.

Crianza: 10 meses y medio en barricas de roble francés Allier.

Clima: Año históricamente húmedo. Invierno lluvioso y frío. Primavera muy lluviosa y fría. Verano lluvioso y templado. Otoño seco y templado.

93 puntosNariz elegante, menos intensa que en anteriores cosechas, con sensaciones a fruta fresca y a especias. En boca es sabroso, tostado y largo. Un vino que goza de cierta elegancia.

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2012

Crianza: 11 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo:  Brotación retrasada. Vendimia normal. Ciclo corto.

Clima: año muy seco. Invierno seco y templado. Primavera y verano secos y calurosos. Otoño húmedo y templado.

94 puntos –  Probablemente uno de sus más corpulentos y estructurados. El excelente trabajo en viña les ha permitido obtener un gran vino a pesar de las peculiaridades climáticas de la cosecha. En nariz es ahumado y potente. La boca es especiada, potente, muy sabroso y con gran presencia de fruta madura. 

Puntuación Guía Peñín 2016: 95

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2009

Crianza: 10 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo: Brotación normal. Vendimia adelantada. Corto.

Clima: Invierno de contrastes. Primavera muy fresca y húmeda. Verano suave y final cálido. Otoño muy suave.

95 puntosMuy varietal, conjuga fruta madura y flores blancas. La boca es gras, especiada y muy larga.

Puntuación Guía Peñín 2013: 95

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2008

Crianza: 10 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo: Brotación retrasada. Vendimia retrasada. Largo.

Clima: invierno cálido. Primavera y veranos húmedos y suaves. Otoño seco y cálido.

92 puntosUn vino con alta presencia de los matices del roble (especias dulces y toques ahumados y tostados). La boca deja una sensación a fruta madura algo cálida. Es graso y largo.

Puntuación Guía Peñín 2012: 93

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2007

Crianza: 11 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo: Brotación adelantada. Vendimia adelantada. Normal.

Clima: invierno no muy duro, verano suave, otoño cálido y seco.

91 puntos –  Nariz cálida con presencia de fruta al licor y marcadas notas de su crianza en barrica. Posee fruta madura en boca y una buena acidez que minimiza el efecto cálido de la nariz. Es largo y sabroso.

Puntuación Guía Peñín 2010: 91

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2006

Crianza: 10 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo: brotación adelantada. Vendimia adelantada. Normal.

Clima: invierno seco y frío. Primavera lluviosa, verano suave y otoño seco y cálido.

95 puntosAmarillo brillante. Aroma algo reducido inicialmente, pero a medida que el vino se airea aparece fruta escarchada y fruta al licor. Presenta interesantes matices de hidrocarburo. La boca es sabrosa, especiada, tostada y muy larga.  

Puntuación Guía Peñín 2009: 94

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2005

Ciclo vegetativo:  Brotación normal. Vendimia con ligero adelanto. Normal.

Clima: invierno frío y duro. Verano seco. Otoño suave y seco.

91 puntos –  Aunque goza de equilibrio y el vino permanece vivo, la fruta es excesivamente licorosa. Se le echa en falta una mayor acidez que equilibre más el vino.

Puntuación Guía Peñín 2008: 92

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2004

Crianza: diez meses en barricas de roble francés, Vosges, Nevers y Borgoña sobre lías.

Ciclo vegetativo: largo

Clima: año medio en temperaturas y precipitaciones.

95 puntosSe trata de un vino que goza de gran expresión. A pesar de su edad conserva expresivos matices varietales a flores blancas y flores marchitas, perfectamente acompañados de especias dulces y ligeros matices tostados. En boca es complejo y frutoso.

Puntuación Guía Peñín 2007: 93

Puntuación Guía Peñín 2014: 98

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2003

Crianza: 9 meses y medio en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo:  retraso de brotación. Adelanto de vendimia. Corto.

Clima: cálido. Normal en precipitaciones.

93 puntosFruta madura y especias dulces en nariz, con ligeras notas licorosas. En boca se balancea bien la acidez.

Puntuación Guía Peñín 2006: 90

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 2000

Crianza: 11 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo:  Normal

Clima: fresco y seco.

92 puntosUn vino que ha evolucionado positivamente. Presencia de fruta al licor y especias dulces. Sabroso, notas maduras y largo.

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 1998

Crianza: 11 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo: Brotación temprana. Normal.

Clima: frío en invierno. No caluroso en general.

94 puntosNotas licorosas y a fruta escarchada. En boca es intenso, fruta licorosa y confitada. Muy persistente.

Puntuación Guía Peñín 2000: 90

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 1997

Crianza: 11 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo:  Normal-largo.

Clima: fresco y ausencia de altas temperaturas.

97 puntosUn vino que goza de una excelente acidez. Es intenso en nariz, complejo y equilibrado (fruta madura y especias). La boca es sabrosa, larga, especiada y potente.

Puntuación Guía Peñín 1999: 90

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 1996

Crianza: 10 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo:  Normal-corto.

Clima: fresco y húmedo.

95 puntosColor ambarino. Fruta madura y fruta confitada en nariz acompañada de especias y ligeros matices tostados. La boca es sabrosa, amargosa y larga.

Puntuación Guía Peñín 1998: 90+

Chivite Colección 125 Fermentado en Barrica 1994

Crianza: 7 meses en barricas de roble francés Allier.

Ciclo vegetativo: Normal.

Clima: no muy caluroso y seco.

96 puntosColor ambarino. Fruta madura y especiada. Ligeros toques a hidrocarburo. La boca es sabrosa, amargosa y larga. Un vino complejo, expresivo y con personalidad.

Puntuación Guía Peñín 1995-1996: 90

comments powered by Disqus