Alba Brut Nature 2013, premio Vino Revelación 2017

Alba Viticultores, Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

Vino Revelación de la Guía Peñín 2017, Alba Brut Nature 2013, un espumoso de palomino sanluqueño elaborado por Fernando Angulo y Carmen Caballero, propietarios de Alba Viticultores. Sí, han leído bien, un espumoso andaluz.

Fernando es un apasionado de Jerez y del vino en toda su amplitud. Su inquietud le llevó a promover en 2013 el encuentro ChampagneSherry en Sanlúcar de Barrameda junto al elaborador de Champaña Anselme Selosse: allí se dieron cita grandes productores de ambas regiones para poner en común sus experiencias. Champagne y Jerez no comparten sólo el parecido de sus suelos calizos, también les emparenta un método de elaboración único -distinto en cada caso- que transforma el vino y lo marca con sus cualidades identitarias. Conociendo este interés resulta comprensible que en Alba Viticultores se animasen a producir espumosos de calidad en el Marco de Jerez.

Alba Brut Nature es un vino nuevo para la bodega, para el mercado y para Guía Peñín porque la añada 2013 es la primera que elaboran. Es también un vino innovador porque pone en práctica dos ideas que –aunque ya conocidas- nunca habían sido fusionadas. Por un lado, el espumoso de palomino jerezano lo propuso ya Pedro Domecq a principios del siglo pasado y algunos aún le siguen el rastro, como el βeta de Barbadillo. Por otra parte, Colet-Navazos emplea con buenos resultados los vinos con crianza biológica en el método tradicional a través de los licores de tiraje y expedición. La excepcional propuesta de Alba Viticultores es un vino de palomino sanluqueño criado bajo velo y sometido a una segunda fermentación en botella.

Las escasas 1.000 unidades producidas dan fe de su exclusividad, y su equilibrio y complejidad lo sitúan al nivel de la excelencia. A la vista es de color dorado brillante, con la leve turbidez de un vino sin filtrar ni estabilizar y una burbuja fina y persistente. En nariz se expresa la fruta madura sureña, la tiza de la albariza, el yodo y la levadura del velo de flor como también lo hacen los frutos secos del método champenoise. En boca es potente y complejo con la sapidez salina de Sanlúcar y la acidez de su influencia atlántica. La burbuja está bien integrada y ofrece una sensación cremosa, mientras el trago se alarga y persiste gracias al fino amargor. Un espumoso que sorprende tanto por su elaboración como por los matices que evoca.

Hace algunos meses escribimos un artículo llamado La revolución silenciosa de Jerez refiriéndonos al empeño que ponen, entre otros, Ramiro Ibáñez y Luis ‘Willy’ Pérez en la experimentación vitivinícola y la investigación histórica del Marco de Jerez. Pues bien, Fernando Angulo y Carmen Caballero caminan por una senda parecida. Estudian los archivos de las bodegas para comprender las parcelaciones por pagos y variedades, las distintas albarizas, levaduras y uvas autóctonas, al tiempo que buscan reducir, en la medida de lo posible, la intervención en viñedo y bodega. Según las palabras de los propietarios y elaboradores de la bodega: defendemos el suelo, la tierra, la planta, y que las viñas se cultiven de la forma más respetuosa posible. Nuestra idea es elaborar vinos por micro-parcelas (lo que los franceses llaman lieu-dit) dentro de lo que consideramos que son los mejores pagos de Sanlúcar.

Se descuelgan del sistema de criaderas y soleras para rescatar una tradición jerezana que vinifica cada cosecha por separado salvaguardando su singularidad: Alba Brut Nature 2013 es un buen ejemplo. Sale al mercado desprotegido de sulfuroso y en la categoría genérica de ‘espumoso de calidad’ -sin DOs ni VTs-, con toda la libertad creativa. Buscando la expresión del terruño han conseguido un vino tan excepcional como rebelde que nos obliga a pensar, y nos deja una pregunta: ¿Hasta qué punto la crianza biológica y el método champenoise permiten que el terroir se exprese?

Alba Brut Nature 2013

 

MARCA: Alba Brut Nature 2013.

NOMBRE BODEGA: Alba Viticultores.

NÚMERO DE BOTELLAS PRODUCIDAS: 1.000 botellas.

PVP: 30 euros.

CATA: Color dorado brillante. Aroma lías finas, hierbas de tocador, con carácter, fruta madura, frutos secos. Boca potente, sabroso, buena acidez, burbuja fina, fino amargor.

Variedades utilizadas: 100% Palomino.

Tipo de suelo en el que se asienta ese viñedo: Albariza.

Localización del viñedo (altitud media y lugar): Sanlúcar de Barrameda, Cádiz (100 metros sobre el nivel del mar).

Influencia climática: Atlántica.

Características generales de la añada: El 2013 fue un año de levante. Una primavera ligeramente cálida que empezó lluviosa y terminó con un mayo muy seco, seguido de un verano cálido, especialmente agosto. Esto dio lugar a maduraciones desiguales, pero la uva llegó sana a vendimia.

  

Elaboración: La uva se prensa a mano y el mosto fermenta con levaduras indígenas en depósitos de acero inoxidable, permaneciendo en él durante 6 meses. Luego se trasvasa a damajuanas de una arroba (16L.) donde cría el velo de flor durante otros 6 meses. Se hace el tiraje según el método tradicional y pasa 15 meses en rima hasta el degüelle manual. Salen sin protección de sulfuroso.

Tipo de crianza: 6 meses en depósito. 6 meses en damajuanas bajo velo de flor. 15 meses en rima.

Tiempo de crianza en barrica: Sin crianza en barrica.

¿Quién es el enólogo/s? No tienen enólogo, toman las decisiones por intuición y según su propia experiencia.

Dueños de la bodega: Fernando Angulo y Carmen Caballero Alba.

Historia de la bodega: Aplicar el sentido común: valorar la viña, el lugar, la viticultura, el terroir. Todo de forma manual, sin intervención.

¿Cuánto tiempo lleva elaborándose esta marca? 2013 es la primera añada.

 

comments powered by Disqus