Somontano, un vino con denominación de origen para disfrutar

Denominaciones de Origen de Europa, mucho más que un lugar

Contenido patrocinado

El vino Somontano es un fiel reflejo de la calidad y los valores de las denominaciones de origen europeas. También de la magia de un territorio único situado a los pies de los Pirineos de Huesca, de la pasión por el trabajo bien hecho y de la búsqueda de la excelencia por parte de sus gentes. Hay un vino Somontano para cualquier situación y momento, vinos para el disfrute y para compartir con nuestros seres queridos.              

Una denominación de origen dinámica, innovadora y con historia

La Denominación de Origen Somontano nace en 1984 con unos rasgos de identidad bien definidos, rasgos que se reflejan en el carácter único de sus vinos. A pesar de la juventud de su consejo regulador, la historia del vino en esta tierra comienza mucho antes.

En el año 500 antes de Cristo ya se cultivaba la vid en el Valle del Ebro y en la Edad Media, los monasterios ocuparon un papel relevante en el desarrollo del viñedo de la zona. El desarrollo de la vid fue una constante en los pueblos del entorno. No obstante, los hechos más destacables para este pequeño rincón productor, por entonces sin la protección de una denominación de origen, comienzan en el siglo XIX con la llegada a la zona, tras el ataque de la filoxera en el viñedo francés, de la familia y bodega Lalanne que implantará variedades de uva como la Chardonnay, Merlot o Cabernet – Sauvignon. Estas variedades forman parte desde entonces del patrimonio vitivinícola de Somontano.

En la década de los años 60, en pleno siglo XX, el nacimiento de la Cooperativa Comarcal Somontano del Sobrarbe que aglutinaba a gran parte de los viticultores de este territorio, marca la apuesta por una viticultura de calidad y los primeros pasos para el nacimiento de esta denominación de origen. En los años 90, la llegada de grandes proyectos de bodega colocará a los vinos de Somontano entre los mejores de todo el país, convirtiéndose en muy poco tiempo en una de las regiones vinícolas de mayor éxito comercial en España.

Con la llegada del siglo XXI, Somontano vive un momento de reconocimiento a la calidad de sus vinos y este éxito es consecuencia de un trabajo en conjunto por parte de sus 343 viticultores, de las 29 bodegas que forman parte de esta Denominación y de su Consejo Regulador. Un informe de AC Nielsen señalaba que Somontano había destacado como motor de la innovación en Aragón. La evolución de Somontano a lo largo de la historia hasta nuestros días se ha nutrido de su innato carácter rebelde, inconformista, fresco, valores que le han permitido obtener excelentes resultados en cada época de la historia del vino.

Un entorno único que produce vinos excepcionales

El viñedo de Somontano está formado por 4000 hectáreas que se sitúan al pie de los Pirineos de Huesca. Se trata de un terreno formado por suelos blandos que permiten la penetración de las raíces de la vid, de escasa fertilidad y propensos a unas buenas condiciones sanitarias. Todo este conjunto de factores, junto con un clima continental de fuertes contrastes, favorece la obtención de una uva de gran calidad y por consiguiente la elaboración de grandes vinos.

Las quince variedades de uva que se cultivan en la Denominación de Origen Somontano para elaborar sus vinos son las tintas Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo, Syrah, Garnacha Tinta, Moristel, Parraleta y Pinot Noir además de las blancas Chardonnay, Gewürztraminer, Macabeo, Sauvignon Blanc, Garnacha Blanca, Riesling y Alcañón.

Actualmente en Somontano, se elabora una amplia gama de vinos blancos, rosados y tintos, pero también espumosos y dulces.

Los vinos de Somontano presentan como principales características la capacidad expresiva del paisaje que rodea a sus viñas. Estilísticamente tienen vinos serios, con una excelente capacidad de envejecimiento en los tintos, gracias a la frescura que le aportan los Pirineos. Son vinos equilibrados, muy expresivos en nariz, con estabilidad de color, y buena acidez. Los vinos blancos son otros de sus grandes argumentos elaboradores, con embotellados aromáticos y frescos y otros más complejos, largos y elegantes.

Cada uno de sus vinos expresa el alma de un territorio marcado por unas condiciones ideales para el cultivo de la vid y el buen hacer de las gentes del Somontano que muestran su amor a la tierra, su pasión por el trabajo y una apuesta incesante por la excelencia. Vinos que hablan por sí mismos, elaborados con mimo y hechos para disfrutar y maridar con los mejores platos que se cocinarán en las fiestas más entrañables del año.

Un destino turístico de primer orden

La Denominación de Origen Somontano cuenta con una oferta enoturística muy atractiva. La Ruta del Vino Somontano está compuesta por una cuidada selección de bodegas y establecimientos turísticos: hoteles y alojamientos, restaurantes, bares de vinos, comercios especializados, agencias de viajes, empresas de transporte y una amplia oferta de ocio complementario para todas las épocas del año.

Entre esa gran oferta enoturística, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen desarrolla a día de hoy una intensa labor de promoción a través de distintas vías como la organización del Festival Vino Somontano que desde el año 2000 convoca, cada verano, en el primer fin de semana de agosto de jueves a domingo, a miles de personas en torno a la Muestra del Vino Somontano y a un amplio programa cultural vinculando el vino con la gastronomía y la cultura.

Campaña “Denominaciones de origen de Europa, mucho más que un lugar”

En el marco del programa de acciones de información y promoción de productos agrícolas de la Unión Europea con sello de calidad D.O.P. los consejos reguladores de la D.O. Somontano y de la D.O. Jamón de Teruel se han unido por primera vez en una campaña de comunicación conjunta de tres años de duración (2018-2020). Con ella, desarrollan diferentes acciones para que ambos productos sean cada vez más reconocidos como productos de calidad certificada, única e inconfundible.

Ambas denominaciones de origen, se unen con un mismo lema: Denominaciones de Origen de Europa, mucho más que un lugar – “Seguimos un camino, el nuestro”. Su objetivo es transmitir que las Denominaciones de Origen de Europa representan mucho más que un lugar geográfico y buscan incrementar el grado de conocimiento de las denominaciones de origen como garantes y distintivos de calidad entre los consumidores. La D.O. Somontano y la D.O. Jamón de Teruel comparten unos valores que guían la elaboración de sus vinos y jamones y su trayectoria:  carácter, inconformismo, amor a la tierra, origen, pasión por el trabajo y excelencia. Son esos valores los que guían un camino marcado por la autenticidad.

El contenido de la presente campaña promocional representa únicamente la opinión de autor y es responsabilidad exclusiva del mismo. La Comisión Europea no asume ninguna responsabilidad por el uso que pudiera hacerse de la información que contiene.