Noticias

Terminamos nuestro recorrido por los nominados a Vino Revelación Guía Peñín 2021 con un grande, y lo hacemos sin abandonar la isla de Tenerife, donde estuvimos recientemente visitando el nominado Tierra Fundida 1/1 2017 de la bodega Vinos en Tandem.

Existen proyectos que, a pesar de sus reducidas dimensiones, están predestinados a hacer grandes cosas, y nuestro siguiente nominado al Premio Vino Revelación Guía Peñín 2021 creemos que es uno de ellos. No es novedad que los vinos de las Islas Canarias tienen la capacidad de alcanzar una singularidad especial. Algunos de sus vinos se han convertido por derecho propio en un valor para todos aquellos que buscan elaboraciones diferentes y locales en un mundo tendente a la uniformidad y globalidad. Nos dirigimos a la isla de Tenerife, allí hemos presenciado el nacimiento de una nueva bodega y un nuevo vino.

En la cabeza de muchos consumidores de vino el dibujo de Priorat es el de una tierra de tintos, de excelentes vinos tintos. Mentalmente casi podemos palpar la opulencia de esos vinos de color profundo, grado alcohólico alto y botella pesada. Esta idea no sería del todo errónea si hablásemos del Priorat del siglo XX, sin embargo, de un tiempo a esta parte, Priorat se ha ido ensanchando y ha ido trabajando no solo en vinos tintos de otros perfiles, sino también en la elaboración de vinos blancos, como el que hoy les traemos  y que se ha ganado la nominación al premio al Vino Revelación Guía Peñín 2021.

Hay vinos que, más allá de su calidad, y el siguiente nominado la tiene de sobra, son especialmente significativos por lo que suponen y representan. Nuestro siguiente aspirante a Vino Revelación Guía Peñín 2021 es uno de ellos, Las Loberas 2018. Se trata de un vino que representa muchas cosas, además de ser un fiel reflejo de un paraje muy representativo. La viña de la que nace se encuentra dentro de la recién creada D.O.P. Cebreros, concretamente en la Sierra de Gredos, el dorado vitícola de este rincón abulense, que tantos deseos ha despertado en zonas productoras vecinas.

Every year in the Peñín Guide we nominate a small group of wines that, being tasted for the first time, signify a breakthrough in the area where they are produced. This may be on account of the way the producer works, the quality and expression of the wine, or all the mentioned reasons together. These are the wines nominated as revelation wines. These nominees may vary in number depending on the year. In some editions there have only been four wines, in other years five and on this occasion as many as six. The number depends on the number of wines that meet our criteria for nomination, which due to their groundbreaking nature are usually not very numerous. We now begin a sequence of articles where we will introduce you to this year's six nominees.