Noticias

La denominación de origen Navarra ha sido considerada durante años la hermana pequeña de la todopoderosa Rioja con la que está íntimamente relacionada. Es tal su hermandad que si no tuviésemos la división política entre ambas, prácticamente no habría diferencia entre una y otra, especialmente entre la rebautizada subzona de Rioja Oriental (históricamente conocida como Rioja Baja) y las dos riberas de Navarras. Y es que la Sierra Cantabria y su todopoderosa influencia, pasa su lengua caliza también por Navarra en su vertiente más oriental, en la transición entre el País Vasco y Navarra. Concretamente por los municipios navarros de Marañón, Meano y Lapoblación.

Tras el éxito de la convocatoria anterior, el Consejo Regulador de Utiel-Requena vuelve a Madrid para mostrar los vinos más representativos de catorce bodegas adscritas a la D.O. La cita, organizada por Guía Peñín, tendrá lugar el lunes 23 de abril, en el espacio La Redacción del Edificio ABC Serrano de Madrid (C/ Serrano, 61. Planta Alta), en horario de 15.30 a 20.30 horas.

Monastrell feels at ease in the triangle formed by southwest Albacete, Murcia and Alicante. Even though the wine industry tends to favour political division over geography (which would unify Alicante, Jumilla, Yecla and Bullas), all these regions share the same type of terroir, except Bullas given its altitude. Consequently, these absurd human impositions, that rule over the plot’s reality, are the origin of many problems during wine production.   

Si hay un lugar donde la monastrell campa a sus anchas ese es el triángulo formado por las comunidades de Albacete (desde el sureste), Murcia y Alicante. Aunque en el mundo del vino nos empecinemos en primar la división política sobre la geográfica, es decir Alicante, Jumilla, Yecla y Bullas, lo cierto es que en todas ellas, con la excepción de Bullas si queremos por una cuestión de altitud, el terreno es prácticamente el mismo. Son estas absurdas imposiciones humanas a la realidad física del terreno que tantos problemas generan en el desarrollo del vino. 

Era cuestión de tiempo, se veía venir, que el cava de paraje no llegaría a satisfacer las demandas de los productores más vinculados con la calidad dentro del Cava. Lo cierto es que la denominación Cava lleva unos años sumida en una crisis de identidad pues su modelo de volumen a bajo precio se había convertido en el Sancta Sanctorum de las casas que ostentan el control del consejo regulador, aquellas que más botellas producen y que más tirillas consumen. La falta de integración del Cava de calidad con el de máxima producción era una realidad y muchos productores la habían asumido como algo dentro de la normalidad, sin embargo el primer aviso lo dio en 2012 ni más ni menos que la familia Raventós (Raventós i Blanc), fundadora e impulsora de la DO Cava, con su salida de la denominación de origen.