ProWein, un baño de realidad para el vino español

“La plataforma comercial más importante del mundo”, así de contundentes se muestran los organizadores de Prowein en la nota de prensa difundida tras la clausura de una nueva edición de Prowein Düsseldorf. Puede parecer pretencioso, sin embargo las cifras que alcanza esta feria son incuestionables: 58.500 visitantes, casi tres mil más que en la pasada edición y 6.500 expositores de más de 60 países. Por ese motivo no hemos querido perder la oportunidad de entrevistar a Hans Reinhard, Director General de Messe Düsseldorf cuya entrevista puede ya leer pinchando aquí.

Como no podía ser de otra manera Guía Peñín volvió nuevamente a este encuentro con los profesionales del sector de todo el mundo. Y lo hizo con una muestra de la gran diversidad de vinos que existe en nuestro país, un hecho que sigue sorprendiendo a muchos profesionales extranjeros.

Conviene reseñar que aunque existen diversidad de estilos y tipologías de vinos, no todos suelen estar presentes dentro del mismo país, como le sucede en buena medida a España. A pesar de que cualitativamente el vino español va hacia arriba, con una calidad media creciente y de que la exportación de nuestros vinos también crece, el precio sigue siendo muy bajo. No es un secreto que vendemos barato, es hoy día una triste realidad de nuestro mercado tal y como también reconoce Hans Reinhard.

Le damos poco valor a nuestros vinos, herencia de la escasa trayectoria comercializadora de España en el pasado. De nosotros se decía que no vendíamos vino sino que nos lo compraban. Todo suma en el resultado final, pero lo cierto es que el vino español tiene que seguir luchando por hacerse un hueco más grande en los mercados de los grandes vinos. Tal y como afirma Reinhard “España es uno de los países productores más viejos del mundo y puede beneficiarse de su patrimonio histórico y cultural”.

Cualitativamente nuestros vinos son buenos, buena parte de ellos excelentes, “sorprendentes” para muchos de los visitantes que acudieron a nuestro stand a lo largo de los tres días de duró la feria. Muchas de las zonas productoras de esta selección de vinos que Guía Peñín 2017 presentó eran completamente desconocidas por los profesionales, curiosamente este hecho supuso un fuerte reclamo para que muchos importadores acudieran al stand Selección Peñín. 

Esta claro que hoy por hoy no hemos sido capaces de transmitir esta diversidad al profesional extranjero. Nuestro principal problema es la obsesión por dividir la fuerza a la hora de comunicar. Preferimos hablar de lo singular de cada uno, sin caer en la cuenta de que estas micro singularidades se mezclan entre sí con las del resto de nuestros productores. Hablamos por ejemplo de las vinorealidades de Castilla y León, Galicia, Catalunya o  más específicamente de Villafranca del Bierzo, Cambados o Falset, un conjunto de información que forma un océano infranqueable, que genera saturación, confusión y desinformación. Tal vez sería interesante empezar a mostrar el conjunto de nuestros vinos por su interés vitivinícola y estilístico y no tanto por su geografía política.

Algunas imágenes de los diferentes stands presentes en el pabellón dedicado al vino de España, donde estuvo alojado también el túnel del vino de Guía Peñín, dará idea al lector que nunca haya acudido a esta feria de la forma de agruparse que tienen algunas de nuestras bodegas. Segmentadas por stands de España (Icex), Comunidades Autónomas, Denominaciones de Origen, Agrupaciones de vinos Ecológicos, cuando no van de forma independiente o se instalan en pabellones de otros países por su especial interés con determinados mercados como es el caso de Freixenet, ubicada dentro del pabellón de Alemania. Lo cierto es que la dispersión diluye el mensaje común del vino español y se pierde la capacidad de trasmitir desde lo general a lo particular, sin perder por ello lo propio de cada uno.

A lo largo de la feria no sólo tuvimos ocasión de tratar con importadores, responsables de compras y periodistas a los que guiábamos a través de los cerca de 90 vinos de más de 30 zonas distintas de producción, sino también de tomar el pulso de la calidad de vinos de Francia, Italia y Alemania, por citar a tres de los grandes. Estas catas nos mostraron la igualdad de condiciones de muchos de éstos vinos con los españoles. Cualitativamente tenemos los vinos. Por suerte para el consumidor y por desgracia para el viticultor los precios están por los suelos.   

Prowein es una feria ineludible, la más importante del sector. Un evento que te recibe con hospitalidad pero que te coloca en tu sitio y arroja un jarro de agua fría a aquellos que tienden dulcificar e idealizar la realidad del vino. No es sólo una oportunidad para comprar y vender vino, sino también para entender dónde estamos como productores y cuáles son nuestras fortalezas y nuestras debilidades.   

comments powered by Disqus