Banco de Pruebas: nuestras últimas catas de diciembre

En las últimas semanas han sido varios los vinos que han llegado a nuestras oficinas, con motivo del lanzamiento de la nueva cosecha o la llegada de nuevas marcas. Muchos de los vinos que nos van llegando los publicaremos a lo largo de esta sección de Banco de Pruebas, donde tendremos oportunidad de hablar un poco más detenidamente sobre cada uno de ellos. Así pues hoy les traemos diez vinos que van desde el primer vino joven de Toro, pasando por los nuevos vinos de corte natural de Pepe Raventós hasta vinos tan vinculados a la historia del vino en nuestro país como el supurado en Rioja o el Dorado en Rueda.

 

Pr1mero 2017 - 89 puntos

Bodega: Fariña 

Zona de Producción: DO. Toro 

Variedades: 100% tinta de Toro

Alcohol: 14%

Color: cereza, borde violáceo.

Aroma: expresión frutal, equilibrado y expresivo.

Boca: frutoso, fácil de beber, equilibrado y buena acidez.

 

La bodega familiar Fariña es ya una veterana en el panorama enológico nacional, especialmente en la denominación de origen Toro. Puntualmente y en estas fecha Manuel Fariña nos trae uno de los primeros vinos jóvenes del año, la esencia de la última cosecha adornada con el arte de sus etiquetas, cuyo nombre no deja ninguna duda. Primero es un vino al más puro estilo beaujolais nouveau toresano, una suerte de anticipo de lo que será la cosecha en los futuros vinos con crianza. Lo más llamativo de este vino es lógicamente la expresión frutal que posee, aromáticamente es impulsivo, potente, muy fragante, mientras su boca se aleja de los estándares de Toro, cuyo sabor y contundencia es bien notable en el paladar. Así es como este Primero sobresale no solo por su naturaleza frutal sino además por poseer un paso fácil y agradable aunque puestos a pedir, un poco más de fuerza, finura y persistencia hubiera sido un gran aliado en el cómputo general del vino. Van a tener razón los lugareños cuando hablan de que la cosecha 2017 va a dar muy buena calidad, aunque la cantidad no llegué a los niveles deseados por los productores.

Los matices terrosos y pedregosos tan característicos de Toro se encuentran en este vino, así como su origen varietal, lo cual es de agradecer ya que no pierde su identidadComo curiosidad mencionar que cada año la etiqueta muestra la última obra ganador del Concurso Nacional de Pintura "Primero de Fariña”. Este año, la obra ganadora ha sido realizada por el artista burgalés Francisco Jesús del Hoyo Santamaría.

Manuel Fariña, principal impulsor de la bodega, empezó elaborando sus vinos en Casaseca de las Chanas. A pesar de que la localidad se encontraba amparada por el distintivo Tierra del Vino sus vinos llegaban al consumidor final como vino de mesa. La bodega siempre ha tenido una clara vocación exportadora. Manuel estaba acostumbrado a tratar con compradores de otros países, y cuenta la leyenda que fue uno de estos profesionales el que le recomendó entrar en la denominación de origen Toro. 

Ojuel Salvaje 2016 T - 89 puntos

Bodega: Ojuel

Zona de Producción: DO.Ca. Rioja

Variedades: garnacha

Alcohol: 14,5%

Color: cereza brillante, borde granate.

Aroma: fruta madura, hierbas silvestres, varietal, especias dulces.

Boca: equilibrado, lleno, sabroso.

 

Bodegas Ojuel es el pequeño proyecto que su joven enólogo Miguel Ángel Martínez tiene en Sojuela, la Rioja Alta, a 15 kilómetros de Logroño. Una aventura que busca, como declara en su web, vinos tradicionales, ecológicos y etnográficos. Este Ojuel Salvaje es un vino joven hecho a base de garnacha. El primer impacto en nariz es algo ardiente, aunque no debemos olvidar que es un vino de 14,5º y que por tanto no es difícil que aparezca esta sensación durante la cata. Tanto en nariz como en boca se aprecia perfectamente la variedad, si bien por su madurez recuerda más a una garnacha aragonesa que a una riojana, más soleada. El vino se ha elaborado con parte de la uva sin despalillar por lo que el uso de raspón debiera haberle conferido una frescura que no acabamos de encontrar. El viñedo del que proceden las uvas de este vino recibe el nombre de La Plana, 0,3 hectáreas de más de 70 años de edad, plantadas en marco real y asentadas sobre canto rodado con arena. Con estas credenciales creemos que el vino puede llegar a convertirse en algo más, si de alguna manera consigue equilibrar su madurez para que afloren todos los matices que esta pequeña viña podría ofrecer.

 

Sardón 2015 - 92 puntos

Bodega: Quinta Sardonia

Zona de Producción: Vino de la Tierra de Castilla y León

Variedades: tempranillo (tinto fino) 97%, 3% de garnacha, cabernet sauvignon y malbec.

Alcohol: 14,5% vol.

Color: cereza, borde granate.

Aroma: fruta madura, expresión frutal, fresco, cacao fino.

Boca: equilibrado, estructurado, sabroso.

 

La bodega Quinta Sardonia no ha cambiado un ápice la filosofía que marcara en su origen el enólogo francés Jerôme Bougnaud, bajo la tutela de Peter Sisseck, a pesar de haber sido adquirida por el grupo Terras Gauda en 2010. Christian Rey actual director enológico es ahora el responsable de cada nueva cosecha que la bodega presenta. El viñedo de la bodega se encuentra en Sardón del Duero, donde cuentan con tinto fino, cabernet sauvignon, merlot, syrah, petit verdot, malbec, cabernet franc y garnacha. Sardón es el vino que completa sus dos primeros vinos QS y QS2 y que cubre un hueco hasta ahora vacío en la bodega, el del vino de consumo más inmediato. Este 2015, es la segunda añada que sale al mercado, del cual se han elaborado 75.000 botellas, 15.000 botellas más que su predecesora. En él encontramos un vino perfectamente construido, mucho más hecho e inmediato que el 2014 en su origen, aunque este fue mejorando con el paso del tiempo. Lo más llamativo de esta nueva cosecha es la presencia de fruta madura con un final dulce, y a pesar de ello con matices de frescura. La cosecha 2015 obtuvo unas “precipitaciones ligeramente por debajo de lo habitual en la zona”, la floración fue homogénea en las variedades tempranas y difícil en las tardías como recogen los propios elaboradores en su ficha de cata (adjuntar el link).

Encontramos un gran equilibrio entre la fruta y la madera, que permite expresar parte del carácter de sus suelos a través de cierta finura caliza en boca y un tanino crujiente y muy agradable. El vino es expresivo y se mantiene fiel al estilo de la casa, donde prima la elaboración de vinos con carácter frutal, pero con un toque serio y elegante, a pesar de ser éste el vino de gama más accesible (alrededor de los 8,5 euros). Como es costumbre en esta casa todos los vinos siguen apareciendo como vinos de la tierra de Castilla y León por el plus de libertad creativa que les aporta estar fuera del marco legal de la denominación de origen.

 

Fariña 75 aniversario 2014 - 91 puntos

Bodega: Fariña

Zona de Producción: DO. Toro

Variedades: 100% tinta de Toro

Alcohol: 14,5%

Color: cereza, borde granate.

Aroma: fruta madura, hierbas de monte, café aromático.

Boca: equilibrado, estructurado, potente, retronasal ahumado.

 

Es frecuente que bodegas españolas rindan tributo a sus aniversarios con un embotellado especial que con el tiempo pasa a convertirse en una marca más. No sabemos si este será el caso. Se trata de un vino que rinde homenaje a los 75 años de vida de las bodegas Fariña, un vino en el que han vuelto la mirada atrás para rendir homenaje a los ya clásicos Toros, esos vinos nacidos en la década de los 90 donde se mostraba con orgullo la corpulencia de la uva y de la madera. La nariz de Fariña 75 aniversario 2014 está dominada por los torrefactos, cafés y cocos procedentes de su crianza durante 18 meses en roble americano (85%) y francés (15%). En boca aflora la fruta madura acompañada de especias.Posee un tanino amable y sedoso que hace muy agradable su consumo. La bodega ha elaborado de este vino 18.576 botellas de 75 cl. y 300 botellas de 150 cl.

 

Albina Essencia 2011 T - 93 puntos

Bodega: Bodegas Riojanas

Zona de Producción: DO.Ca. Rioja

Variedades: tempranillo y graciano

Alcohol: 14%

P.V.P.: 200 € (precio estimado)

Color: cereza, borde granate.

Aroma: hierbas de monte, cacao fino, especiado, fruta madura.

Boca: equilibrado, sabroso, crianza clásica, elegante, buena acidez.

 

Bodegas Riojanas, una de las históricas en la denominación de origen calificada, nos ha sorprendido con el lanzamiento de su Albina Essencia, un proyecto en el que la casa lleva trabajando desde 2009 y que tras dos cosechas ve por fin la luz.

Se trata de toda una apuesta por parte de la bodega, que busca crear un Reserva de altos vuelos que represente fielmente el estilo de la casa, y que sea de una gran calidad, por ello no han dudado a la hora de ponerle un precio aproximado de 200 euros la botella. El vino cumple fielmente sus dos objetivos, se ve en él el estilo de Bodegas Riojanas a través de un vino que muestra su estilo clásico, especialmente en boca donde el vino muestra finos matices de reducción, que apenas aparecen en la nariz. El vino es elegante, posee fruta roja madura en nariz, y un toque especiado muy equilibrado. Es en boca donde aparece el estilo de la casa, mostrando ese clasicismo que comentábamos y el carácter terciario tan característico de los vinos de la bodega. Curiosamente se trata de un concepto clásico pero con brillo de expresión frutal y que viene acompañado de una acidez marcada. Tal y como nos comenta la bodega, Essencia será la marca que servirá de avanzadilla para introducir futuras mejoras en los vinos de la casa.

Para obtener las 12.000 botellas de este vino se han realizando micro vinificaciones de 17 parcelas, 16 de tempranillo y una muy pequeñita de graciano. Todas estas parcelas tienen edades superiores a 60 años con rendimientos muy bajos. A pesar de que el vino es una excelente muestra del concepto de reserva clásico riojano nos parece que el precio es desmedido sino consiguen ubicarlo dentro de los vinos de podio.

 

Ancestral Vinya del Mas 2015 - 90 puntos

Bodega: Mas del Serral 

Zona de Producción: Vino de Mesa

Variedades: Xarel.lo

Alcohol: 12%

Color: pálido.

Aroma: con carácter, expresivo, fruta madura.

Boca: sabroso, dulce, largo, fino amargor.

 

Pepe Raventós (Raventós i Blanc) ha comenzado a explorar a través de su proyecto Mas del Serral su lado más sostenible, al focalizar su trabajo en las prácticas biodinámicas y el trabajo en viña a la vieja usanza, recogiendo el testigo de los productores que durante años se han ido sumando a las prácticas biodinámicas y a la tracción animal, no sólo como método de trabajo sino también como filosofía de vida. Tan acostumbrado como está a la elaboración de espumosos en la histórica DO Cava y posteriormente fuera de ella, Pepe se ha atrevido con el método de elaboración ancestral, lo que sería el espumoso primigenio, que está sujeto a un menor control y homogeneidad de producto. Con este método cada botella es un mundo. El vino llegó a nuestra copa con un color amarillo turbio, es lógico ya que la bodega trabaja con mosto turbio desde el principio. Posee burbuja, sí, pero esta es demasiado fina, tanto que acaba por perderse. Su paso por boca tiene un trasfondo dulce por no haberse consumido todos sus azúcares durante la fermentación. Buen representante de un vino de corte natural, con carácter, muy orgánico y con presencia de fruta y flor marchita. Es un vino con personalidad que no dejará indiferente al consumidor. Una chispa más de acidez hubiera sido un gran aliado para reducir el efecto del dulzor y hacerlo aún más placentero.

A pesar de que las uvas de este Ancestral Vinya del Mas 2014, vienen de cepas de 47 años de edad asentadas en suelos calcáreos con textura franco arcillosa, no se alcanza a vislumbrar la presencia del suelo dentro de la botella. Esperábamos algo más de este vino espumoso que viene con el sello de Pepe Raventós.

  

Estel Estima Brut Nature 89 puntos

Bodega: Terra de Falanis

Zona de Producción: Cava

Variedades: xarel.lo, parellada y macabeo

Alcohol: 11,5%

P.V.P.: 15 €

Color: pajizo.

Aroma: flores marchitas, hierbas de tocador, lías finas.

Boca: equilibrado, sabroso, potente.

Nunca antes se había elaborado en España tanto vino espumoso como en los últimos tiempos. Estamos ante un excelente momento para el consumidor de vinos con burbujas ya que existe ante nosotros un amplísimo abanico de espumosos y cavas que van desde los más sencillos, frescos y ligeros hasta los más sofisticados. Los Cavas Estel Estima son una colección de dos vinos, un Brut Rosado y este Brut Nature, que se incluyen dentro del proyecto altruista Terra de Falanis. La bodega Ánima Negra se rodea cada año de diversos amigos para ofrecer vinos que ayuden a recaudar fondos para la asociación Estel de Llevant, que desde 1996 trabaja para dar visibilidad a la problemática que padecen las personas con enfermedades mentales graves.

Se trata de un cava fresco y fácil de tomar, lo cual obedece fielmente a lo que sus productores anuncian de él en sus comunicados, una sinceridad que se agradece. Las uvas de xarel.lo proceden de viñas viejas del Penedès mientras que la parellada y macabeo están ubicadas en la Conca de Barberà a una altitud de 600 metros. El vino ha sido sometido a una crianza en botella de 22 meses. El resultado es un vino fresco, con ese toque característico de la lía fina acompañado de frescura y cierto carácter herbal, del cual se han hecho 5.000 botellas. La etiqueta de este cava la ha realizado el pintor mallorquín Rafael Joan y los beneficios recogidos por su venta irán a parar a la asociación pro salud mental Estel de Llevant.

 

Xarel.lo de la Vinya del Noguer Alt 2015 - 90 puntos

Bodega: Mas del Serral

Zona de Producción: Vino de Mesa

Variedades: 100% xarel.lo

Alcohol: 12,79%

Color: amarillo, pálido.

Aroma: expresivo, flores marchitas.

Boca: sabroso, fino amargor, largo.

La Vinya del Noguer posee una superficie de 1,48 hectáreas de viñas plantadas en 1970 (47 años) en Sant Sadurní d’Anoia, una viña trabajada en biodinámica con unos rendimientos que apenas llegan a los 2.900 kg por hectárea, unas credenciales que bien podrían ser las de un vino de altos vuelos, sin embargo la intensidad de su carácter “natural” domina sobre todo valor del suelo. Aromáticamente se descubre al primer impacto que se trata de un vino orgánico, un vino “puro”, sin defectos, que posee un intenso matiz a cereal característico en este tipo de vinos. Es sin duda una elaboración expresiva, no carente de personalidad y con ricos matices a flores marchitas. La boca es larga, sabrosa y característica. Un vino singular que merece la pena probar si se quiere uno acercar a la categoría de los vinos naturales.

 

Ojuel Supurao 2015 - 89 puntos

Bodega: Ojuel

Zona de Producción: DO.Ca. Rioja

Variedades: tempranillo, garnacha y viura

Alcohol:12%

 

 

Miguel Ángel Martínez nos introduce a este vino tradicional: “es un vino naturalmente dulce de antigua tradición riojana pero de raigambre europeo como el “pasito” italiano y el “paile” francés. Las uvas son conservadas durante el invierno en lo alto de las casas, concentrando sus jugos y llegando a supurar”. Se trata de una elaboración muy parecida a los tradicionales tostados de Ribeiro, donde la concentración y el secado de racimos se realiza colgándolos en lugares secos alrededor de los tres meses. Ojuel Supurao es el primero que ve la luz con el sello del consejo regulador y es por tanto un motivo de alegría para todos los que nos gusta disfrutar del vino, pues evita que se pierda una elaboración con una historia tan bonita como ésta. La bodega ha elaborado 2.700 botellas de este vino y 270 de un supurado blanco que todavía no hemos tenido oportunidad de catar y que esperamos poder acercarles pronto a través de esta sección. Se trata de un gran vino pero todavía es joven. En lugar de los matices de vejez que sin duda aportarán mayor complejidad al vino en el futuro, encontramos ciertos matices apagados al olfato, si acaso algunos matices de fruta escarchada con ciertas notas de evolución que se perciben más al paladar. Su boca es untuosa y muy sabrosa.

Estos vinos se solían elaborar cuando nacía una hija en casa y se guardaba hasta el día de su boda, por lo que el paso de tiempo será un aliado perfecto para su desarrollo. 

  

Dorado Carrasviñas - 91 puntos

Bodega: Félix Lorenzo Cachazo

Zona de Producción: Rueda

Variedades: verdejo y palomino

Alcohol: 15%

Color: dorado

Aroma: ahumado, fruta macerada, notas amieladas, expresivo

Boca: equilibrado, sabroso, seco

 

El Dorado fue sin duda uno de los grandes vinos de Rueda, los antiguos vinos de “Tierra de Medina antes incluso de que la denominación origen existiese como tal. Se trataba de unos vinos de crianza oxidativa donde aparecía levemente el velo de flor. Son vinos extraordinarios, con una fuerte personalidad. El proceso de elaboración es muy sencillo, se fermenta el mosto en acero inoxidable y a continuación se introducen en damajuanas (garrafas de cristal de 16 litros) para acelerar su proceso oxidativo. El vino permanece a la intemperie 18 meses por lo que se ve sometido a las extremas condiciones meteorológicas de los inviernos y veranos castellanos. Pasado este tiempo el vino se introduce en barricas de roble donde permanecerá durante dos años antes de ser comercializado. Se trata de un vino que representa un pedacito de la historia de Rueda. Posee un característico color dorado brillante, y aromáticamente muestra una gran presencia de notas oxidativas acompañadas de notas de manzana en compota. La boca es expresiva, compleja y especiada. Su final es sabroso, seco y largo.

 

comments powered by Disqus