Depósitos de vino a prueba de terremotos

Investigadores chilenos desarrollan un dispositivo para proteger los contenedores de los seismos

Investigadores de la Pontificia Universidad de Chile han creado un dispositivo que permite blindar los depósitos de vino de las bodegas contra terremotos como los que han sacudido el país desde el año 2010. El  sistema consta de un conjunto de piezas flexibles que se instala en los soportes del contenedor, lo que produce un efecto de aislamiento, ya que absorbe la energía de los movimientos sísmicos.

En un modelo a escala, el equipo de investigación demostró cómo la energía de un terremoto se transfiere al sistema de aislamiento. La tecnología que han desarrollado permite filtrar las ondas sísmicas, de modo que la energía que llega al depósito en sí, es mucho más baja. Los investigadores indican que el sistema se puede escalar al tamaño y peso que se necesite proteger y es igualmente efectivo para proteger otros equipos industriales. Se espera que en 2018 puedan salir ya al mercado los nuevos dispositivos y otras tecnologías antisísmicas.

Pérdidas millonarias

Este avance permitiría, según sus desarrolladores, evitar las pérdidas millonarias de la industria vitivinícola tras los terremotos que han afectado al país desde febrero de 2010. Durante el terremoto del 27 de febrero falló al menos uno de cada cuatro depósitos que estaban llenos de vino, perdiéndose parte o la totalidad del contenido. Esto significó una pérdida de 125 millones de litros, lo que supuso un  12,5% de la producción del año 2009.

El terremoto del 27 de febrero de 2010 dejó más de 520 muertos, cerca de un millón de damnificados y daños por unos 30.000 millones de dólares. El de septiembre de 2015, en tanto, dejó una quincena de muertos, siete mil damnificados, un millar de casas destruidas y cuantiosos daños en infraestructuras.

El vino es una importante fuente de ingresos para Chile, con exportaciones por valor de más de 1.700 millones de dólares anuales, según cifras oficiales.

comments powered by Disqus