Adiós a un vibrante 2018

Cada año que pasa nos deja en Guía Peñín una sensación agridulce, pues cerramos una etapa y nos preparamos para la llegada de otra nueva. Este año ha sido del todo vibrante por muchos motivos. En primer lugar, por vez primera nos adentramos en la publicación digital en tiempo real de las catas y puntuaciones, a medida que íbamos recorriendo la geografía española. Para una casa con una larga tradición editorial como la nuestra, 29 años con la última edición de la Guía Peñín de los Vinos de España 2019, se trata de una avance importantísimo en la difusión de la cultura del vino español en todo el mundo, ya que todas estas publicaciones, al igual que nuestras ediciones impresas, se realizan en varios idiomas: alemán, inglés y, por supuesto, en español, nuestra lengua materna.

Además, y aunque todavía no lo hemos comunicado oficialmente, en Guía Peñín hemos querido incorporar información adicional sobre los vinos que más nos han sorprendido a lo largo del año, con un apartado bautizado como “Apuntes de Catador”, donde se profundiza más en los vinos más sobrecogedores del año y todo ello en cuatro idiomas, lo que nos permite llegar a un público cada vez mayor.

Sin embargo, la apuesta digital no se quedó ahí. Hace apenas unos meses lanzamos la primera edición de la Guía Peñín en chino, una Guía online dirigida a los consumidores y profesionales chinos, una auténtica novedad en el sector de los vinos españoles, que nos ha permitido entrar en contacto con un público floreciente y un mercado tan importante para el vino español como es China. En apenas unas semanas, la afluencia y volumen de estos “nuevos consumidores” ha sido sobrecogedoramente inesperada, lo que nos lleva a tratar a este mercado como el más potencial de cuantos tenemos, incluido Estados Unidos, el eterno Dorado y en el cual llevamos trabajando más de una década.

Cuatro vinos con 99 puntos marcan un nuevo hito en la historia de la Guía Peñín

En este 2018 y por primera vez en la historia de Guía Peñín, cuatro vinos han alcanzado 99 puntos, la máxima puntuación que otorga la Guía y que no necesariamente aparece en cada edición. Se trata de cuatro vinos de diferentes categorías y zonas de producción: Recaredo Segona Plenitud 1996 Brut Nature, un cava de Recaredo; Castillo Ygay 1986, un blanco de la D.O.Ca. Rioja de Marqués de Murrieta; 1902 Centenary Carignan 2014, un tinto de la D.O.Ca. Priorat elaborado por Celler Mas Doix; y Recóndita Armonía 1978, un dulce alicantino de Bodegas Gutiérrez de la Vega. Cuatro vinos de inmaculada calidad que demuestran el buen momento cualitativo en el que se encuentra el vino español y que los posiciona entre los grandes vinos del mundo, por mucho que nos cueste reconocerlo de puertas para dentro.

Igualmente llamativos fueron los más de 12.000 vinos catados en la última edición, volviendo a superar nuevamente, sin ser ese un objetivo de la casa, el número de referencias puntuadas y publicadas. Este crecimiento nos traslada la confianza que tienen los productores en la profesionalidad y el criterio de evaluación de nuestro equipo de cata, un criterio que busca acercarse al vino con responsabilidad y respeto a través de un examen serio y alejado de modas.

De este impresionante volumen de muestras, seis marcas se revolvieron en los paladares de los catadores para convertirse por méritos propios en nominados a vino revelación 2019: Dominio del Pidio 2016 blanco (Vino de Mesa), Komokabras Amarillo 2016 (VT Barbanza e Iria), Sierra Cantabria CVC 2008-2009-2010 (DOCa. Rioja), Corrillos blanco 2016  (DOCa.Rioja), María de Cal Vall Rancio 1927 (DOCa. Priorat) y finalmente el ganador, Niño Perdido. Madre Nº3, un vino especial que recupera la tradición popular de elaborar vinos rancios de garnacha para consumo propio en Aragón, un pedacito de nuestra historia elaboradora.

Mientras todo esto ocurría en este casi extinto 2018, la agenda de acciones de promoción profesional de la Guía Peñín continuaba inalterada con una incesante actividad. Por un lado, a través de sus salones internacionales de vino español en países como EE.UU., que este año ha llegado a la décima edición, o México, Rusia y Japón, que han cumplido cinco ediciones, y de sus galerías del vino, en ferias internacionales de referencia como ProWein Düsseldorf, ProWine Asia y ProWine China. Por otro, con acciones nacionales en Madrid, Barcelona, Bilbao y Tenerife, dirigidas fundamentalmente a profesionales del sector, que culminaron con la celebración, los días 29 y 30 de octubre en IFEMA (Madrid), del Salón de los Mejores Vinos de España, un salón vital para el sector que congregó a más de 320 bodegas de alta calidad y a cerca de 6.000 visitantes de 35 países.

En total más 550 bodegas y 5.000 vinos de prácticamente todas las zonas de producción españolas hicieron las maletas en este 2018 para acudir a un salón profesional de la mano de Guía Peñín, con el fin de abrir mercado o consolidar su presencia en todos los países y mercados locales visitados por esta casa.

No es fortuito que todos los mercados internacionales donde actúa la Guía Peñín sean los mercados donde mayor crecimiento de comercio de vino español se está dando.Y es que en Guía Peñín nos planteamos, diseñamos y desarrollamos todos y cada uno de nuestros productos en función de la utilidad que vayan a tener para el vino español y, por tanto, para las bodegas españolas. Si no ayudan a crear marca, a dar a conocer y, por último y más importante, a vender, no tiene sentido alguno para nosotros. Esto es aplicable tanto a nuestros salones, nacionales e internacionales, como a todas nuestras Guías (motivo por el cual las editamos en castellano, inglés, alemán y ahora también chino).

Conviene destacar que, además de la ajetreada agenda de viajes de cata y de salones profesionales, también se hicieron acciones puntuales para diferentes consejos reguladores: como el Salón de los Vinos de Utiel-Requena y de Valdeorras, ambos destinados al público profesional de la capital española, y el Salón de los Vinos de Bierzo, que tuvo lugar en Málaga el pasado 9 de abril, o las catas comentadas destinadas a profesionales para Campo de Borja, Catalunya, Cava, Toro y Valencia. Por su parte, Arribes y Ribera del Júcar contaron con espacios destacados dentro del Salón de las Estrellas.

El año del lanzamiento de una formación sistemática y especializada en vino

Para completar el círculo, este año, en la Escuela de cata Guía Peñín dimos un paso más a favor de una formación más especializada y profesional, y diseñamos un Curso

Sistemático del Vino Español (CSVE) que consta de varios niveles. Este curso pretende abrir una ventana al mundo del vino español, aportar una sólida base de conocimiento enológico y sensorial tanto a aficionados curiosos, como a personas que aspiran a una profesión seria en el mundo del vino. Se trata de una formación única alejada del formato masterclass y enfocada a una educación sensorial crítica a través de una metodología que no entiende el conocimiento como una mera acumulación de datos teóricos, sino como una lógica interiorización sensorial. Cada nivel cuenta con varias pruebas y exámenes, que una vez superados  permiten obtener por primera vez un título certificado por la Guía Peñín. ¡Ya podemos decir que tenemos la primera promoción de catadores Guía Peñín de nuestra historia!

¿Qué esperamos del 2019?

El 2019 espera ser un año prometedor para Guía Peñín, ya que tenemos intención de anunciar importantes cambios a lo largo del año. El más significativo de todos vendrá de la mano de las catas y puntuaciones de los vinos de la Guía, unos cambios que preferimos de momento mantener en secreto y que seguro traerán una mejor navegación y un acceso rápido a los vinos catados en cada momento.

Como no podía ser de otra manera, además de la cata de vinos españoles, volveremos a desplazarnos a México, donde hace ya nueve años iniciamos una pionera Guía de vinos que hablan español y en la cual seguimos apostando como el primer día, a pesar de que nos señalaban por haber incluido a México como país elaborador de vinos de gran calidad, una calidad que venimos comentando desde la primera edición de la Guía 2012 y que, poco a poco, empieza a calar también entre los prescriptores internaciones, toda una satisfacción para los productores mexicanos y también para nosotros, pues cada vez somos más los que vemos en México un país vitícola con serias oportunidades.

De igual forma, en Guía Peñín se seguirá apostando por las campañas de promoción exterior, a través de los salones internacionales que nos llevarán a recorrer medio mundo y también por las destinadas a los mercados nacionales, vitales para las bodegas españolas. Todo este calendario de acciones ya dispone de fechas específicas para todo el 2019  como ya avanzamos en nuestra página web.

Tampoco habrá pausa editorial en este 2019 para la Guía Peñín, pues marzo será el mes en el que se publiquen la nueva edición de la Guía Peñín de los Destilados y el Vermut, donde el vino infusionado tendrá un mayor protagonismo, y la Guía del Cava y Otras Burbujas, que cumplirá su tercer año de vida.

Solo nos queda empezar la cuenta atrás para arrancar lo que será un 2019 frenético e ilusionante y, sobre todo, cargado de vino.

comments powered by Disqus