Corpinnat se va de la DO Cava

A escasos 11 de meses de la presentación oficial de la Marca Colectiva Corpinnat, la asociación integrada por nueve productores de vinos espumosos de calidad con sello Cava, acaba de anunciar oficialmente su salida de la Denominación (descargue el comunicado aquí).

Tal y como lo describe Corpinnat en dicho comunicado, “tras meses de conversaciones para intentar encontrar una fórmula que permita la convivencia de la marca colectiva CORPINNAT dentro de esta DO,(…) no ha sido posible llegar a una solución satisfactoria para ambas partes, pese a que crearon la marca con la clara voluntad de convivir dentro del Cava”, motivo por el cual han presentado hoy la baja como elaboradoras de cava en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cava. Aunque la baja se ha anunciado y cursado hoy, la noticia salió ayer publicada por la noche en el diario Ara, y fue precisamente este diario el que informó de la salida de las bodegas de Cava al propio consejo regulador, antes de que lo anunciaran formalmente.

Corpinnat también se ha hecho eco de que, gracias a las conversaciones entre la asociación y Cava, la denominación de origen ha incorporado en su “ideario la posibilidad de zonificar en un futuro dentro de los límites de la Denominación de Origen”, una información que ha sido confirmada por el actual presidente de la DO Cava, Javier Pagés, en una entrevista concedida en exclusiva para Guía Peñín y que reproduciremos mañana en nuestra web.

El equipo de cata de Guía Peñín, esta semana en el Consejo Regulador del Cava

El colectivo, fundado inicialmente por las bodegas Gramona, Llopart, Nadal, Recaredo, Sabaté i Coca y Torelló, ha incorporado en los últimos meses a otros productores como Can Feixes, Júlia Bernet y Mas Candí. Aunque empezaron a trabajar en la creación de la asociación en 2015, no fue hasta el 2018 cuando anunciaron oficialmente su constitución e hicieron público su Reglamento. Entre sus objetivos, destacan el de distinguir los grandes vinos espumosos elaborados en el Penedès a partir de uva 100% ecológica cosechada a mano y vinificada íntegramente en la propiedad.

El principal desencadenante de esta ruptura oficial entre algunas de las bodegas más prestigiosas de la DO Cava y el consejo regulador ha sido la falta de un acuerdo a la hora de etiquetar sus vinos con la marca Corpinnat manteniendo el distintivo de Cava, algo que el consejo regulador no estaba dispuesto a aceptar.

Javier Pagés, haciendo alusión a Corpinnat, ha comentado a Guía Peñín que “ambos tenemos en común todo un pasado, el modelo de mejorar la pirámide cualitativa del Cava, poniendo origen a un territorio en la parte Premium del Cava y en unas normativas más exigentes también”. “Ellos ya han hecho un trabajo y lo han promocionado externamente, sin embargo, para que tengan cabida dentro de la DO, nosotros debemos garantizar todas estas normativas y tienen que ser aprobadas”.

Tal y como anuncian sus propios creadores en el Reglamento, la finalidad de esta marca colectiva es “identificar y poner en valor un territorio donde se ha concentrado históricamente la elaboración de vinos espumosos”, “respeto por el territorio y el medio ambiente”, “garantizar que la cadena de valor incluye a todos los agentes de este territorio, desde el viticultor al elaborador” y garantizar que los vinos espumosos cumplen unas determinadas condiciones de calidad.

De momento, son nueve las bodegas que han tomado esta decisión, sin embargo queda ver si esta espantada cualitativa de la denominación de origen Cava arrastrará a otras bodegas, y si Corpinnat seguirá manteniéndose como eje central de esta escisión tan importante.

comments powered by Disqus