Destacados

Acabamos de terminar las catas para la nueva edición de la Guía Peñín 2020 y todavía paladeamos los grandes vinos que este año han pasado por nuestra mesa de cata. De todos los grandes vinos que nos han emocionado este año, hay seis que nos han conmovido. Estos vinos han obtenido 99 puntos, lo que supone un hito en esta casa al ser la primera vez que seis vinos alcanzan la máxima puntuación de la Guía Peñín.

La Recata de la Guía Peñín, con la que definimos el Podio del año, ha pasado como un huracán por nuestra mesa de cata, dejando para el recuerdo un importante grupo de vinos que entrarán a formar parte de la historia del vino de nuestro país. A lo largo de tres días de gran intensidad, los cuatro catadores que forman la Guía Peñín han debatido y han expuesto el argumentario de cada uno de los vinos para finalmente establecer una puntuación definitiva.

La culminación a un ejercicio de catas de la Guía Peñín nos llega cada año por estas fechas con un ejercicio único e intenso, la Recata de los mejores vinos del Año, tres días frenéticos en los que el equipo de cata, capitaneado por Carlos González, evalúa mediante cata comparativa los mejores vinos analizados a lo largo del año. Para los que aún no conocen en qué consiste esta cata, les diremos que se trata de agrupar los vinos por puntuación y estilo en las categorías de blancos, tintos, espumosos y rosados.

Segunda parte de nuestro recorrido por el Duero, donde, tras dejar la Ribera del Duero, nos centraremos en Toro y Arribes, dos zonas productoras marcadas por uno de los ríos más importantes de la península.

Los ríos, fuente inagotable de vida, pueden, con su influencia, definir el carácter y estilo de una zona vitícola. Uno de nuestros ríos más célebres es el Duero. Su recorrido por la península sirve de refugio para un número importante de zonas productoras de gran relevancia. Hoy nos proponemos surcar el Duero desde la Ribera del Duero hasta Arribes, pasando por Toro.