Noticias

Aquí continuamos la narración que iniciamos el pasado martes sobre las experiencias gastronómicas que nos encontramos durante nuestra estancia en Santiago de Chile, donde pudimos valorar más de 400 vinos de las últimas añadas. Si en la anterior entrega les contamos qué comimos y bebimos desde el desayuno hasta el mediodía -pasando por el aperitivo-, hoy nos ocuparemos de las horas posteriores, desde la tarde hasta la cena.

Continuamos nuestro recorrido por el vino chileno con nuestra segunda y última entrega del artículo “Chile: luces y sobras del gigante exportados de América del Sur”. En nuestro primer artículo (link al artículo), terminábamos hablando de las diferentes tipologías de productores que conviven en Chile. A nivel productor existen dos tipos de elaborador. Los grandes productores, responsables de la modernización tecnológica  de las bodegas y del desarrollo de la exportación; y los pequeños productores.

Les invitamos ahora a cruzar la cordillera con nosotros para seguir la crónica gastronómica en Santiago de Chile. Veremos una cocina diversa que planta un pie en el Pacífico y otro en los Andes, tomando con una mano ingredientes de países vecinos y, con la otra, de países lejanos.

Guía Peñín aterrizó otro año más en Chile. Fue el noviembre pasado cuando el equipo de cata visitó Argentina en su primera etapa del viaje, seguido de Chile. Fueron cerca de 15 días en los que se pudieron visitar viñas y productores al tiempo que se evaluaban más de cuatrocientas muestras de vino chileno, 430 para ser más exactos.

La Guía Peñín de los Vinos de Argentina, la Guía Peñín de los Vinos de Chile y la Guía Peñín de los Vinos de México ya están disponibles en su versión online y en tres idiomas (español, inglés y alemán). Los manuales recogen los vinos puntuados por el equipo de cata de la guía en sus recientes viajes por los principales países productores de Iberoamérica.