Noticias

No ha sido fácil tomar la decisión, pero ya tenemos el Vino Revelación de la Guía Peñín 2019, un vino que recupera los vinos anónimos de pequeñas familias, vinos rancios hechos por particulares para tomar en ocasiones especiales, esta es la historia de Madre Nº3 Casa Valero.

Parece mentira pero ya ha pasado un año desde nuestra última edición de la Guía Peñín. Atrás quedaron los cerca de 11.500 vinos catados para el manual de 2018 que han dado paso a las cerca de 12.000 catas de esta vigesimonovena edición de la Guía. Se trata de una cifra nunca antes representada en estas páginas. Esto es así no por el afán de superación numérica del equipo de cata, cuya prioridad es ofrecer una cata lo más objetiva y disciplinada posible, sino porque las bodegas confían en nuestras valoraciones y en la marca Guía Peñín como una prescripción seria y necesaria.

Con una cifra de cerca de 12.000 vinos catados, sale un año más al mercado la edición física de la Guía Peñín de los Vinos de España 2019. Aunque su versión online está disponible de manera íntegra desde el pasado mes de julio, la guía en papel, en su 29ª edición, llegará durante los próximos días a todos los puntos de venta habituales (librerías especializadas, Fnac, El Corte Inglés, Amazon, las principales grandes superficies a nivel nacional o a través de Guiapenin.wine) a un precio de 22 euros.

Nunca dejaremos de sorprendernos. Llevábamos mucho tiempo sin catar en Rioja un CVC (Conjunto de Varias Cosechas), y sin duda no esperábamos encontrarnos uno con la calidad de nuestro siguiente nominado: Sierra Cantabria CVC 2008-2009-2010.

Siempre ha estado ahí, sin embargo todavía poca gente lo conoce a pesar de ser un estilo de vino único y de una calidad indudable. Hoy día parece como si el estilo de vino rancio hubiera quedado en el olvido durante largos años y de repente estuviera despertando una pequeña conciencia por recuperar los vinos tradicionales que desde siempre han puesto el sabor a la cultura local de nuestra tierra. A nosotros este despertar nos parece normal si vemos en esta tipología de vinos una reivindicación de lo propio, una huida de las indefinición que ha traído consigo la arrolladora globalización.