Uvas ocultas (II): Cataluña

29 marzo 2021

Es posible que no lo haya explicado con más detalle en la entrega anterior de las Uvas Ocultas, que la presencia en los dos artículos de las variedades desconocidas o casi desconocidas se debe a que están en activo, con marcas catadas y puntuadas por el equipo de la Guía Peñín. Vinos con nombre y apellidos que, con estas variedades, se pueden encontrar en el mercado.

Hasta ahora la mayoría de estas cepas indígenas no han tenido el protagonismo que se merecen debido a carecer de intensidad de color y grado alcohólico, factores indefectibles en el pasado. Su función era meramente de comparsa para equilibrar la acidez y moderar el alcohol acompañando a las “vedettes” de la viña como la garnacha, tempranillo o monastrell

Las desconocidas catalanas

El pasado productivista del tinto catalán, que a espuertas se vendía como tinto corriente en la segunda mitad del siglo XIX, hizo retrasar la investigación y producción de calidad de las uvas autóctonas. El éxito de la industria del cava permitió la extensión de tres variedades blancas asentadas en la epidermis catalana como xarel.lo, parellada y macabeo, mientras que las tintas garnatxa y carinyena era mercadeo de las cooperativas. La primera mirada de las variedades autóctonas, aunque sin ninguna práctica sobre el terreno, fue de Miguel A. Torres con un libro publicado en1990 “Mil años de Viticultura de Cataluña”. Sin embargo, fue la bodega Albet i Noya la que impulsó con la práctica de cultivo de  variedades autóctonas como belat, marina rion, y algunas fruto de cruces como vidal (cruce de ugni blanc y la americana seibel), caladoc (garnacha tinta y malbec) arinarnoa (cabernet sauvignon y tannat)   

A la recuperación de algunas variedades indígenas ocultas se añade la de nombrar con términos localistas castas conocidas como lledoner blanc (garnacha blanca), samsó (cariñena), garrut (monastrell), la subirats parent (malvasía) y la ull de llebre (ojo de liebre tempranillo) y que, obviamente, no aparecen en este post.

Belat

Albet i Noya Belat 2011 Tinto

91 puntos

Bodega: Albet i Noya.

Es un proyecto desarrollado por Josep María Albet en su bodega a partir de una antigua variedad perdida entre un sinfín de distintas cepas. Son apenas 500 botellas al año y sus características principales se acercan a la sumoll de poco color con cierta cercanía a las variedades complementarias y rústicas.  

Xarel.lo vermell

Autócton Blanc 2017 Blanco

92 puntos

Bodega: Autócton Celler.

Es una mutación de la xarel.lo de baya coloreada capaz de producir rosados. Es la pansa rosada algo más tardía que la xarel.lo blanca. Como rosado lo elabora Gramona con su Mart Xarel.lo Vermell 2019 (91 puntos Guía Peñín 2021).

Garnatxa peluda

La Personal de Edetària 2017 Tinto

93 puntos

Bodega: Edetària.

Es una variedad parecida a la garnacha tinta, pero de bayas más pequeñas, piel más gruesa y de brotación más tardía. Abunda sobre todo en la D.O. Terra Alta.

Trepat

La Font Voltada 2016 Tinto

93 puntos

Bodega: Abadía de Poblet.

El tamaño de la uva, que históricamente era grande y su piel gruesa, facilitaba su elaboración para rosados en la D.O. Conca de Barberá. Una variedad que, por su alta producción y de racimos vigorosos, se ha redescubierto al bajar el rendimiento y, como otras cepas ocultas, ganar en expresión.

Picapoll

Abadal Picapoll 2018 Blanco

91 puntos

Bodega: Bodegas Abadal.

Es curioso que su hollejo grueso proporcione un vino tan aromático y fresco. Es la picpoul francesa muy utilizada en el Languedoc. Su producción mayoritaria es en la D.O. Pla de Bages.

Sumoll

Gran Autócton Negre 2016 Tinto

93 puntos

Bodega: Autócton Celler.

Es una variedad de larga tradición en Cataluña muy cultivada en el siglo XIX por su gran rentabilidad y rendimiento por contar con racimos de gran tamaño para vinos corrientes. Hoy se ha logrado merced a una drástica bajada de rendimiento, recuperar esta variedad para vinos de calidad.

Morenillo

Puresa Morenillo 2013 Tinto Crianza

91 puntos

Bodega: Cooperativa de Gandesa.

La variedad tinta morenillo se cultiva en la D.O. Terra Alta a punto de ser reconocida oficialmente como autorizada por el Consejo Regulador. Hay cepas con más de 100 años y era una reivindicación histórica para una variedad de uva que se cultiva únicamente en esta D.O. Posiblemente su baja graduación y baja acidez se debía por su condición temprana y por eso se arrancó casi en su totalidad. Con las cepas supervivientes y una viticultura de mayor precisión presenta un futuro halagüeño.

Marina rion

Marina Rion Albet i Noya 2019 Blanco

90 puntos

Bodega: Albet i Noya.

Es otra de las variedades recuperadas por Josep María Albet. El nombre se debe al homenaje que Josep María hace a su bisabuela que se llamó Marina.

    Escrito por Jose Peñín

    Uno de los escritores de vinos mas prolífico de habla hispana y mas conocido a nivel nacional e internacional.  Decano en nuestro país en materia vitivinícola, en 1990 creó la “Guía Peñin” como referente más influyente en el comercio internacional y la mas consultada a nivel mundial sobre vinos españoles.

La vejez en el vino

Todos hemos tenido un familiar con una bodega hasta los topes de vino, muchos de ellos olvidados. ¿Desde cuando es un valor la vejez en el vino?

Sigue leyendo