Las vacaciones también son para disfrutar del vino

20 julio 2021

Consejos para “viajar” con tus marcas favoritas en perfecto estado allá donde vayas.

Te vas de viaje a disfrutar de las merecidas vacaciones y no quieres renunciar a tu pasión: el vino. ¿Qué puedes hacer? No desesperes, aquí van unos buenos consejos para poder seguir degustando tus marcas favoritas estés donde estés. Para ello, vamos a hacer una diferenciación entre dos categorías de viajeros: los que prefieren llevarse el vino en la maleta y los que optan por viajar “ligeros de equipaje”.

Llévate tus vinos

Si eres de gustos fijos, fiel a tus marcas y vinos favoritos y temes no encontrar fácilmente estas referencias en tu lugar de vacaciones, puedes optar por llevarte los vinos contigo. Para ello, toma nota de estos ‘tips’ que te serán muy útiles a la hora de preparar el equipaje:

  • Conserva los vinos en frío durante las horas previas a emprender el viaje. Lo más probable es que, durante la estación veraniega, el vino se vea sometido a altas temperaturas durante su transporte, por lo que cuanto más frio esté en el momento de iniciar la marcha, más tiempo tardará en calentarse y, por consiguiente, menos sufrirá durante el viaje.
  • No metas el vino dentro de la bolsa de viaje con el resto del equipaje (ropa, zapatos). No es el mejor lugar para que conserve una temperatura estable pero, además, el corcho puede tender a salirse en caso de alcanzar altas temperaturas en el maletero, por lo que podría tener alguna pérdida, con el consecuente drama textil.

Botella en una maleta

Cajas de cartón para vino

  • Introduce las botellas en una maleta aparte o en cajas de cartón individuales (si sueles comprar vino online, conserva el embalaje original porque te puede servir para esto), envueltas en papel de burbuja o, ya como último recurso, envueltas en papel de periódico o similar. Para los más “pro”, en el mercado se pueden adquirir maletas especiales para transportar vino, en las que las botellas van cubiertas con material que amortigua los golpes y son herméticas, por lo que evitan el calentamiento excesivo del líquido.
  • Si viajas en un vehículo con aire acondicionado, intenta, en la medida de lo posible, que el vino vaya en el habitáculo, donde la temperatura se mantendrá más estable, pero siempre bien tapado o cubierto para evitar que la luz impacte directamente sobre las botellas.
  • Una vez que llegues a tu destino, deja reposar los vinos, al menos, 24 horas antes de consumirlos, para que el líquido recupere su equilibrio original. Hay quien habla de dejar las botellas en reposo incluso hasta una semana si el viaje ha sido muy largo o si se trata de botellas de vino muy delicadas, pero como recomendación general, y para un viaje de unas pocas horas, creemos que puede ser suficiente con un reposo de un día o dos como mucho.

Ya en tu residencia de vacaciones, recuerda estos consejos que ya te dimos en un post si quieres conservar el vino durante más tiempo, te serán muy útiles.

Vino blanco en la playa

Déjate llevar por los vinos de la zona

Si, como dijimos al principio, prefieres llevar menos equipaje porque no viajas con tu propio vehículo pero quieres seguir disfrutando de tus vinos preferidos, busca en tu destino vacacional tiendas o vinotecas que tengan una buena selección de marcas. Si viajas por España, en nuestro Mapa de Bares, además de encontrar los mejores locales para disfrutar de un buen vino, también tienes una larga lista de vinotecas donde seguro podrás comprar alguna de tus referencias de “cabecera”.

No obstante, nuestro consejo, más allá de seguir buscando los vinos que siempre has consumido, es que te atrevas a probar cosas nuevas y que apuestes por las elaboraciones locales (si estás en una zona productora o cerca de ella), que, obviamente, serán más fáciles de encontrar y que te permitirán ampliar tu horizonte de gustos vinícolas.

Si vas a un destino de playa, hay decenas de zonas productoras cerca de la costa: todas las denominaciones de origen de las Islas Baleares y Canarias; Jerez, Málaga y Condado de Huelva en Andalucía; Jumilla en Murcia; Alicante y Valencia en la costa levantina; Alella y Empordà en Cataluña; las denominaciones del txakolí en el País Vasco; Rías Baixas en Galicia; entre muchas otras. Si te sientes perdido, dejarse asesorar por los sumilleres si estás en un restaurante o una tienda o, como ya te sugerimos hace algunas semanas, utiliza nuestro buscador online y sacar partido de los diferentes filtros disponibles para encontrar las mejores opciones de la zona elaboradora en la que te encuentras.

Viñedo en Bizkaiko Txakolina

En este punto vamos más allá e incluso te invitamos a que planifiques un viaje enoturístico con destino a alguna de las maravillosas denominaciones de origen que tenemos en España. Si eres un enamorado de la naturaleza, aquí tienes algunos de los viñedos que son un espectáculo y si lo tuyo es la arquitectura, no te pierdas estas joyas que podemos encontrar hoy en día en algunas de las zonas productoras más conocidas del territorio nacional. En todos esos destinos podrás encontrar vinos que seguro que se ajustan a tus gustos personales: tintos, blancos, rosados, espumosos, vinos generosos y dulces, etc. ¡Disfruta de tus vacaciones con vino!

    Escrito por Redacción

Las mejores garnachas de Campo de Borja

Las garnachas de Aragón poseen una identidad propia que se aleja del estilo que esta variedad posee en otros rincones de España. Despliegan una mayor fuerza y estructura, principalmente por la trascendencia que juega para muchos de sus elaboradores la crianza en barrica.

Sigue leyendo